Luces, cámara y magia

Luces, cámara y magia

Hasta cuándo: 26/jun

Género: Magia

Duración: 70 minutos

Idioma: Español

Artista : Carlos Devanti

EDAD RECOMENDADA: A PARTIR DE 5 AÑOS

¡El cine es magia! Y el mago Carlos Devanti está decidido a demostrarlo en su nuevo espectáculo familiar. Tras 5 años consecutivos en cartel con su espectáculo "¡Haciendo el mago!" Devanti vuelve a la carga con un nuevo show totalmente renovado en el que te llevará en un viaje a través del mundo del cine y sus oficios demostrándote como cada uno de ellos tiene magia. Apariciones, desapariciones, adivinaciones, escapes, música... y los ingredientes secretos: carcajadas y mucha interacción, te harán sentir la magia a pocos centímetros de tus ojos a la vez que no podrás parar de reír.


 


Nota: La entrada infantil es de 3 a 13 años (menores de 3 no pagan pero tampoco se les asigna asiento)


 



 




 
Puntuación 9.92 ¡Excelente!
  • 10 Buenísimo!! Merece la pena desde el minuto 0 te saca una carcajada!! Mil gracias por hacer participar con tanta gracia a los padres y darles tanta importancia en tus trucos a los niños. Muy satisfecha con la experiencia.
  • 9.6 No sólo es bueno en su show y puesta de escena con la interacción del público si no que sabe improvisar de manera increíble. Se le nota que lleva el humor en las venas y que disfruta lo que hace. Temática entretenida de principio a fin. Muy recomendable !!!!
  • 10 Espectacular en los trucos, divertido en los comentarios y cuidado exquisito para adaptarse a la personalidad de los niños.
  • 10 Fuimos dos adultos y dos niños. Todos nos reímos mucho y lo pasamos súper. Recomendadisimo para todas las edades.
  • 10 Es la segunda vez que vemos a Carlos Devanti y la experiencia nos ha vuelto a encantar. Ideal para asistir en familia. Fui con mis tres sobrinos de: 6, 10 y 17 años y pasamos una tarde genial. Además, todos los juegos que hizo son completamente diferentes a los que vimos en su anterior espectáculo. La magia es muy buena, pero además, él es muy showman y los niños no paraban de reír. Y todo con mucha proximidad y buen rollo. Felicidades!